Me preocupa que mi prometido sea el villano

Capítulo 1

Un día, me di cuenta. Tengo memorias de dos vidas.

He pensado que era raro por un largo tiempo. Sabía de cosas que no existían en este mundo: ascensores, autos, escenas de largos edificios alineados en filas. Había pensado que el mundo en que vivía actualmente lucía como la Europa Medieval, pero luego pensaba:

“Espera, ¿Europa Medieval?, ¿qué es eso?”

Incluso cuando le dije a todos sobre eso, ni una persona me entendería. La gente a mi alrededor siempre pensaba en mí como una niña delirante y extraña.

Y luego hoy, recordé.
Al yo que morí antes.

Finalmente, dos conjuntos de recuerdos mezclados se organizaron y separaron. Me di cuenta de que he estado viviendo con memorias de mi vida pasada todo este tiempo. Apenas había confusión. Si había algo, era una fuerte sensación de alivio.

Me gustaría dejar de lado por qué morí. Siendo honesta, no es muy agradable. Sin embargo, ya pasó. Se acabó. Aunque mi corazón duele al pensar en lo que le pasó a mi familia y amigos después de mi muerte. Después de eso me retiré por tres días.

Mis padres de este mundo y los sirvientes con los que me llevaba bien estaban extremadamente preocupados cuando me tapé con las sábanas de la cama y lloré en ellas. Pero al mismo tiempo, recordaba fuertemente que no era la estudiante universitaria que falleció de forma prematura en el mundo anterior, sino Lizia Rietberg. 

A pesar de que ese pensamiento no me ayudó a ponerme de pie rápidamente, pero con mis padres cerca, dándome todo el amor que un padre puede dar pese a ser nobles, realmente no puedo hacer mucho acerca de morir, ¿verdad? 

“¡Dediquémonos a mis padres en este mundo!”, dije mientras decidía vivir positivamente.

Seis meses después de darme cuenta de que había reencarnado, una carta de invitación del Palacio Real llegó.

Era una fiesta de té con la finalidad de permitir que el Príncipe Edwin, quien cumpliría 12 este año, pudiera socializar con sus futuras candidatas a novia. 

“Oh no, soy la hija de un Marqués después de todo~ espera, espera, ¡¡sin duda fui elegida por el mismísimo rey!!” Por un momento, me dejé llevar, pero una vez que vi mi reflejo en el espejo, me detuve.

Aunque lamentablemente había reencarnado, no hubo cambios dramáticos en mi apariencia, especialmente en lo que respecta a mi belleza.

Cabello de un castaño común, ligeramente ondeado, y ojos color avellana. Aunque mis rasgos faciales son bien cincelados, a lo mucho, levemente sobre el promedio. Aunque todos en la mansión y mis padres me alaban diciendo que soy bonita, de ninguna manera me decían que era hermosa… ¡N-No es como que esté triste por eso! ¡No tengo interés en ser reina ni nada!

Debido a eso, mi ánimo se disminuyó, y con los pies en la tierra me dirigí a la fiesta de té celebrada en el Palacio Real.

Rodeadas por rosas bellamente podadas, había diez niñas y tres niños en total. Dejando de lado las chicas, los chicos probablemente fueron traídos aquí para convertirse en amigos del príncipe. Entonces es seguro asumir que esos tres, a lo más eran futuros duques.

Hablando de eso, yo, que he estado indiferente desde el principio, estoy actualmente en una mesa de la esquina, comiendo dulces mientras disfruto de los estados de las niñas de 10 años que luchan por ser las primeras en saludar a Su Alteza en una manera similar a la de adultos.

De todos los tiempos en que podrían actuar como niños…

A excepción de mí, quien fue enviada aquí por mis padres para simplemente disfrutar de la fiesta con cero expectativas, otras chicas nobles ya estaban cargadas con las responsabilidades de su familia sobre sus pequeños hombros.

Bueno, algunas de ellas vinieron después de caer seriamente enamoradas de su Alteza después de verlo.

Una de esas personas es Katerina de la casa del Duque Brunsmeier.

Cabello plateado liso y ojos azules de fuerte voluntad. Seguro que se convertirá en una mujer hermosa en el futuro, pero siento que crecerá para ser malvada.

Mientras observaba y sentía pena por las otras chicas que estaban fulminando con la mirada a Katerina, yo, que rápidamente había abandonado la competencia, aparté la mirada.

Por alguna razón, tengo la sensación de que conozco a Katerina. Aún no he debutado en la alta sociedad, así que no debería conocerla.

Mientras estaba mordisqueando una Magdalena y cuestionándome, alguien se acercó por el lado.

¡Quizás es alguien que no está interesada, como yo! Pensando que quizás sea una compañera caída de la que podría hacerme amiga, con entusiasmo me voltee a mirarla. Lo que vi no fue un vestido con volantes, sino un abrigo de hombre.

Un chico delgado con cabello negro liso. Él es una de las personas traídas aquí para ser amigo del príncipe.

¿Es-está bien hablar con alguien como él? No, espera, ¡para una mujer de 31 años que no ha tenido novio ni nada con chicos ni en su vida pasada no es fácil! Si pienso en él como un familiar… ¡No, es imposible! Quiero decir, la yo de ahora tiene la misma edad que él. Diciendo ese tipo de cosas, soy solo una niña de 10 años en este mundo.

Mientras estaba teniendo una reunión caótica en mi cabeza, el chico se gira para mirarme desde atrás de su largo flequillo con sus ojos grises.

¡¡Gya-!! Qué pasa con este chico, ¡¡Tan hermoso!! Con una mirada fría, me mira con sus ojos caídos, su nariz larga … Eh, espera, ¿de alguna manera lo reconozco …?

—¿No está bien para ti si te unes allí?

Él apunta a la masa de vestidos de colores pastel.

“No, no, es imposible para una mujer tan común como yo, con la excepción de mi status, entrar a un lugar tan peligroso como ese”, pensé temblando mientras sacudía vigorosamente mi cabeza.

—Ya veo…

Recibo una respuesta decepcionantemente corta de parte chico. Oye, al menos muestra una pizca de interés en la conversación.

—U-uhm, soy la hija del Marqués Rietberg, mi nombre es Lizia

Agradeciendo a mi institutriz que me enseñó los modales de una dama, me presenté. En realidad, esta es mi primera vez fuera de la familia, así que estoy un poco nerviosa en cuanto a si esto es adecuado.

Después de aceptar mi presentación con ojos fríos, el niño me dio su nombre.

—Yo soy Bernhardt Youth Brunsmeir. Encantado de conocerte.

—S-Sí.

—La amenazadora chica por allá es mi hermana pequeña, Katerina.

—Amenazadora…

Sorprendentemente, Bernhardt tiene una lengua afilada a pesar de la despistada atmósfera que lo rodea. Ciertamente, ella luce como un amenazador gato negro con su cabello a punto de pararse en cualquier momento. 

Espera, obviando eso, el nombre Bernhardt hace sonar una campana. Y Katerina también…

He escuchado esos nombres en alguna parte antes.

¿Dónde fue…? ¿Un libro de familias nobles? No, eso no es. Quizás… ¿en una pantalla? Cierto, es de una pantalla. Es una televisión– 

En ese momento, se escuchó un grito agudo. Su alteza apareció. Los cuerpos pasteles hablaban sobre eso.

Como un juguete oxidado, voltee mi mirada de Bernhardt hacia su Alteza.

Su Alteza quien está recibiendo los saludos de Katerina en la mesa central es la pura imagen del príncipe perfecto. Cabello rubio, ojos azules, y una mirada amable. El bishounen de 12 años aparentemente vestido en elegancia era, sin lugar a dudas, el interés amoroso principal de un juego otome de mi vida anterior.

Pronto luego de solo haber negado con que esto era solo una coincidencia, recordé lo que me había estado molestando todo este tiempo de Bernhardt y Katerina.  Mi sangre rápidamente se enfrió. 

—¿Estás bien?

—S-sí, lo estoy.

Lo siento. Definitivamente no estoy bien. No me hagas caso. Quiero decir, por favor no me hagas caso.

En realidad, este despistado bishounen es el más grande villano en la ruta del príncipe Edwin en “My Lilac”. De paso, la hermanita de este tipo es la llamada villana.

De todos modos, después de sentir pánico por la explosión de recuerdos sobre el juego en mi cabeza, miré hacia abajo para ordenarlos. 

Balanceándome inestablemente sobre mis pies, me siento un poco enferma.

Alguien agarra mi mano y me fuerza a sentarme en algo. Esa alguien era Bernhardt.

—¡¿Huh?!

Como si su distracción anterior fuese una mentira, él habilidosamente empuja a través del bosque de vestidos, habla con su Alteza y regresa. Mientras pensaba eso, él casualmente pone una mano en mi espalda, le solicita a un caballero cercano que prepare una habitación donde yo pudiese descansar, e incluso fue tan lejos como para acompañarme al cuarto. Yo, avergonzadamente no fui capaz de hacer nada y solo pude observar mientras todo eso sucedía.

Pasando a través de un camino lleno de rosas, caminando lentamente para igualar mi zancada, su espalda lucía extremadamente confiable. El juego está ambientado en una escuela donde asisten los nobles una vez cumplidos los 15 años. Ya que él era un estudiante de tercer año, junto con el príncipe, entonces debe ser dos años mayor que yo.

El clima de hoy era bueno, aunque un poco frío, pero, aun así, su mano era lo único tibio que podía sentir.

Dentro de la habitación, calmando a la frenética sirvienta del palacio real, él dijo.

—Ya que ella no luce muy bien, me gustaría que descansara por un rato. ¿Podrías traerle algo tibio?

Se ha dicho que cuando los humanos ven a otra persona en pánico, eso los calma. Con la sirvienta nerviosa después de ver mi cara, fui capaz de recomponerme.

—Bernhardt-sama, se lo agradezco mucho pero solo estoy un poco cansada.

—¿Es eso cierto?

Él me detuvo, me sentó en una silla, y se sentó a mi lado.

No puedes solo dejarlo ahí, ¿sabes? ¿Estabas escuchando? Y-Yo no entiendo qué está pensando él…

Espera, ¿Bernhardt siempre fue así de inexpresivo? Cuando él apareció en el juego, su él más grande era agradable, siempre tenía una sonrisa gentil, pero cuidadosamente ocultaba su lado astuto. Recuerdo que él era el tipo de personaje que tenía dos lados. Supongo que él crecerá lentamente para ser de esa manera, ¿huh?

—¿No está bien hablar con su Alteza?

—¿No lo es?

Eh~ Eres demasiado relajado…

Después de beber el tibio té herbal que llegó después, mientras esperaba que llegara el carruaje, hablamos sobre cosas tontas por una hora. Mayormente, porque yo estaba interesada en montar a caballo, Bernhardt poco a poco me enseñó sobre los caballos, pero por alguna razón sostuvo mi mano todo el tiempo.

En un punto, él me preguntó si se me hacía difícil tomar el té, pero como ya que yo era zurda, fui capaz de cambiar fácilmente de mano. Gracias a mi mano izquierda, fui capaz de calentarme.

—Muchas gracias.

Llegó el carruaje y el shock había disminuido levemente. Di las gracias, y Bernhardt estaba inexpresivo como siempre. Pero en el fondo, yo pienso que es un buen chico. Pero gracias a este mundo siendo un juego otome, no me perdí a mi misma en la confusión. Bueno, él podría convertirse en el más peligroso villano en el futuro.

Mientras pensaba en cosas descortés, Bernhardt, por primera vez, sonrió levemente, y volvió a la fiesta. Sí, no lo entiendo.

Dándole al preocupado cochero una respuesta apropiada, con las sacudidas del carruaje tirado por caballos, yo reflexioné.

Por alguna razón, yo he reencarnado en un juego otome que es frecuentemente el resumen de novelas web, pero en vez del protagonista, me he convertido en un personaje cualquiera.

Si ese es el caso, entonces mis acciones serán simples. Como un personaje más de la multitud, sin cambiarla historia del juego, disfrutaré mirar desde el lado, mientras me dedico a mis padres, y viviré felizmente y no apuntaré a lo alto. Quiero decir, eso es porque es mi vida. Y me desagradan las cosas problemáticas.

Pero un par de días después, sin importar que tan cortos fueron, me retracté de mis palabras.

Una carta del Duque Brunsmeier llegó para mi padre, solicitando un compromiso entre su hijo mayor, Bernhardt, y yo.

Menú | Siguiente>


Traducción jap-eng: Crappyass Translations

Traducción eng-esp: Cami.

Edición: GOT

GOT: ¡Bye~!