¡Quiero escapar del entrenamiento de princesas! Capítulo 02

Capítulo 02: No se pudo romper.

Ah~ Estoy tan feliz…

Estaba tan feliz que había llorado un poco. Mientras saboreaba ésta felicidad, me acosté en el jardín. Sip, me acosté.

Felizmente comencé a rodar en él. Ah, ¡esto es muy divertido!

¡Nadie me regañará aunque rode en el césped! ¡No he podido hacerlo desde que me comprometí! ¡Esto es genial!

Después de rodar por un tiempo, mi estómago rugió.

Me levanté y, sin preocuparme por la hierba que ensuciaba mi ropa, llamé a la sirvienta que estaba dentro de la casa.

—¡Lily, me voy a pescar!

—Tenga un buen día.

Lily es una sirvienta que estuvo atendiéndome desde que era pequeña. Ella siempre me regañaba por cualquier cosa cuando seguía comprometida, pero ahora que no lo estoy, lo deja pasar.

Bueno, es gracias a la promesa de mi hermano.

Poco tiempo de haberme comprometido, incapaz de soportar lo difícil que era el entrenamiento para princesas, le pedí a mi hermano que me prometiera una sola cosa.

—Si Clark-sama elige a una pareja además de mí, me dejarás libre.

Incluso mi hermano se compadecía de mí por cómo soportaba todos los días con una cara de que estaba a punto de morir. Él aceptó de mala gana.

A partir de ese momento, con eso como mi único objetivo, perseveré.

Mientras deseaba que mi prometido observara a alguien más aparte de mí, mi hermano venía y trataba de convencerme de lo contrario, escupiendo sus mentiras absurdas y mostrando sus verdaderas intenciones egoístas.

¡Y por fin llegó el día! ¡El momento que tanto he soñado llegó!

Gracias, Burikko. Si te soy honesta, al principio pensaba que eras una mujer molesta, pero ahora creo que no lo eres tanto. Odio a las mujeres que tienen mal temperamento, pero si es ésta mujer, probablemente podría llevarme bien con ella. No, espera, tal vez no pueda ya que es realmente molesta.

Llegué al río antes de lo que esperaba, como si hubiera saltado de repente. Até emocionada mi cebo.

Si atrapo algo, lo asaré con sal.

Es lindo hacer lo que yo quiera libremente, hasta mi querida pesca.

Jejeje, he estado sonriendo desde que vine aquí.

En primer lugar, no soy adecuada para ser Reina. Desde antes amaba correr, decir malas palabras, trepar a los árboles, amaba más la naturaleza que vestirme, decía malas palabras y decía muuchas malas palabras.

Porque estar en éste gran mundo natural me ha hecho tan feliz como pueda estar.

“Es maravilloso ser capaz de hacer algo de lo que me han prohibido desde que tengo siete” Mientras pensaba eso, algo mordió mi cebo. Es un salmón. Definitivamente sabrá bien si lo aso a la parrilla con sal. Con las herramientas que traje le quité las entrañas, lo ensarté y le puse sal.

Salí a buscar ramas secas y comencé un fuego para completar ésto. Ah~ Me encantaría vivir en la naturaleza y aprender a cómo vivir sola por mi cuenta.

—Se vé divertido.

De repente escuché una voz, miré hacia arriba.

—Oh, Clark-sama.

Antes que me diera cuenta, mi ex-prometido se me había acercado.

—¿Hay algo en lo que pueda ayudarlo?

Mientras preguntaba, llevé el salmón asado a mi boca. Está bueno, ésto fue increíblemente cocinado. Como se esperaba de mí.

—¿Es ese tu almuerzo?

—Sip, es delicioso.

—¿Lo atrapaste tú misma?

—Está en lo cierto, tengo confianza en mis habilidades de pesca, como trepadora de árboles y en mi velocidad al correr.

Ya que no me regañarán más si hablo mientras estoy comiendo, le hablé con la boca llena. Después de terminar de comer el pez en un abrir y cerrar de ojos, até nuevamente un cebo para volver a atrapar otro pescado. Jejeje, ¿qué atraparé ahora-?

Mientras comenzaba a tararear una canción, sentí a alguien sentarse al lado mío, Clark-sama se había colocado a mi lado.

Por un momento me olvidé de él.

—¿Y hay algo en lo que pueda ayudarle?

—No, no realmente.

—¿Eh?

Ésta persona está aquí sin razón alguna… No entiendo qué es lo que logra con éso.

—Realmente te ves feliz ahora.

—Sí, desde que ahora estoy libre puedo hacer lo que quiera.

—Definitivamente no has cambiado ni un poco.

—¿Eh?

Pregunté alzando mi voz, pasando mi vista desde la caña de pescar hasta Clark-sama.

—¿Sabes por qué te comprometiste conmigo?

—No, no lo sé porque nunca tuve interés en ello.

Ante esas palabras, Clark-sama hizo una mueca ligeramente deprimida. Debido a que nunca tuve interés en él hasta hoy no lo noté, pero éste Príncipe es muy hermoso.

—Te caíste del árbol.

¿De dónde?

—Hace diez años, viniste al Castillo con el Duque y escalaste los árboles del patio del Castillo. Y te caíste encima mío que por casualidad pasaba por allí.

En aquél entonces solía acompañar a mi padre al Castillo por su trabajo. Tenía un árbol favorito en el patio del Castillo y, mientras mi padre estaba trabajando, yo con frecuencia trepaba y jugaba allí.

Como a menudo me dormía arriba de los árboles, algunas veces me caía, así que no sé de cuál momento está hablando.

—Me sorprendí, pero cuando te sentaste sobre mí me sonreíste.

Atrapé otro salmón y rápidamente lo tomé mientras escuchaba su historia.

—Estabas muy linda.

Apuñalé al pescado con una brocheta.

—Propuse el compromiso luego de haberme enamorado de tí a primera vista.

—¡Es por tu culpa!

—¿No estás feliz de cómo resultaron las cosas?

—¡No lo estoy! ¡Por tu culpa pasé diez años de sufrimiento!

Comencé a asar mi pescado.

—Pero aún así, no me dijiste claramente que no querías comprometerte y comenzaste a enviarme mujeres con frecuencia.

—¡He sido expuesta!

Como mi objetivo era romper mi compromiso, le enviaba múltiples trampas de miel. Varias mujeres que tenían pechos grandes, pequeños, traseros hermosos, delgados, etcétera. Pero porque no caía en ninguna trampa, pensé que era un lolicon, o que le gustaban las mujeres atractivas y maduras, así que también las envié. Recientemente, como una prueba, le había enviado un hombre. Pero ni una sola vez cayó en esa. ¡Si que tiene gustos específicos, eh!

—Ah, por cierto, seguimos comprometidos.

—¿Eh?

Clark-sama se levantó y sacudió la tierra de sus pantalones.

Espera, recién acabo de escuchar algo horrible.

—Ya que pronto volveré para buscarte, sé tan despreocupada cuanto quieras hasta entonces.

—¡¿H-Haa?!

Después de declararlo, Clark-sama se fue rápidamente.

<Anterior |Menú | Siguiente>


***Se me olvidó decirlo, pero Leticia habla formalmente hacia el príncipe, pero luego de escuchar que por culpa de él ella sufrió, comienza a hablarle de forma informal. El Príncipe siempre se dirige hacia ella informalmente.

Traducido del japonés al ingles por: Crappyass Translations

Traducido del ingles al español por: GOT

Editado por: GOT (Y como siempre, me tomo la libertad de hacer una adaptación correcta para la lectura xD)

N/T: Buenas~ Aquí GOT con nuevo capítulo…Realmente esperaba hacer un pack de capítulos de ésta novela, pero como que luego de la traducción se necesita una buena revisión mía para ver si se lee correctamente lo traducido…y realmente estaba de floja así que a menos saqué nuevo cápitulo xD

¡No olviden que también estrenamos nuevas novelas!, y si se fijan en “futuros proyectos” encontrarán que hemos agregado varios más, ¡así que sólo a esperar!

PD: Si ven que se ha editado algo, o que hay una imagen en éste nuevo post, es porque fui yo xD (¿Pues quién más? Yo soy la encargada de éste blog :’v)